lunes, 5 de diciembre de 2011

Otras formas de frikear

Llevo un perdido de inactividad en el blog como bien sabeis todos, en los últimos meses de actualizar los sabados y un par de actualizaciones ocasionales he pasado a tener suerte si puedo postear una vez al mes.

Esto es por culpa de que el trabajo me agobia y me explota cada vez mas, hace un mes que me regalaron el uncharted 3 y no he podido pasármelo, no por que sea difícil o no me guste, si no por que solo le he podido dedicar 6 hora y no es el caso mas sangrante por que mi edición de coleccionista de dark soul aun esta embalada. En un momento en el que me quejo de los juegos cortos es increíble que no tenga tiempo de pasármelos, ¡y aun tengo pendiente el zelda que no me compro por falta completa de tiempo de juego! Además de tener la vista en juegos de próxima aparición como Tomb raider, mass effect 3 o elder scroll 5 (que dejare hasta la goty) en los próximos 3 meses.

Ademas como no solo de videojuegos vive el friki en estos mese he estado jugando a otras cosas como rol, tablero o wargames. Los wargames es quizás lo segundo que mas le he dado tras el rol, pese a no poder darle todo lo que me gustaría a Infinity y haber colgado el metro en 40k por culpa de la política de reglas/codex que esta siendo 5º (esperando que sexta edición me devuelva a los oscuros campos del cuadragésimo primer milenio) su vertiente de fantasy si he podido empezar a jugar algunas partidas a 1250 o 1500 puntos y he de decir que me ha gustado bastante y por supuesto sigo jugando a Anima Tactics que suelo jugar ligas o torneos con cierta regularidad (lo haría con Warha pero me temo que mi horario laboral me mantiene apartado de esa posibilidad ahora mismo)

Pero como comente el rol es realmente mi terreno, tras acabar bruscamente la campaña que jugaba de warhamer segunda edición cuando solo faltaba el tercer capitulo de la trilogía y finalizar mi campaña de anima de cuervos (de la que no Sali orgulloso) empecé a jugar un nuevo juego llamado S7s (cuya reseña podéis ver en nuestro blog hermano de generación friki que lleva Aricia y Cel)

Ayer concretamente jugué una de estas partidas, en las cuales estamos Murai, Cel, Aricia, yo y un par de amigos mas. La verdad es que no llevamos muchas partidas a las espaldas pero he de reconocer que todas han sido muy divertidas y todos tenemos muy buena sinergia como jugadores, es interesante lo que se consigue cuando ninguno de los jugadores tiene ningún roce con los demás, algo que por desgracia no es habitual.

La partida de ayer era una pequeña aventura urbana pues nuestro capitán, el gran Will el sable, estaba de misión secreta (el suertudo de murai se ha ido de puente). Como comentaba toda la aventura transcurría en Agua azul, la mayor de las metrópolis de la ambientación, y la reverenda Sally, nuestra navegante y personaje de Aricia, se encontró con un viejo compañero que conocía la ubicación de su amor verdadero, un pirata que ataco su escuela seminarista años atrás, y que había sido capturado por los varati y encarcelado en su ambajada.

La infiltración en la posada fue fácil, el juego dispone de una serie de recursos para amoldar la historia y yo gaste uno de mis dados para hacer que hubiera planteado un espectáculo circense dentro de la embajada, por lo que pudimos hacernos pasar por artistas después de robar la identidad de unos pobres desgraciados.

Una vez dentro nuestra artillera, que es una antigua agente secreta Varati se encontró con un viejo compañero que nos mostro el camino a las mazmorras y logramos rescatar al Gigante Henry que había sido torturado y mutilado por los interrogadores. Durante la huida como no podía ser menos fuimos llevados a una emboscada donde un grupo de 40 halcones, policía especial de Agua azul, y uno de sus capitanes se enfrentaron a nosotros. El combate fue espectacular y muy dinámico con migo enfrentándome al capitán mientras mis compañeros destrozaban a los masillas y todo el salón de fiestas de la embajada. Evidentemente ganamos y yo humille con un par de escenas y pullas a los halcones. Cuando todo termino nuestro capitán se adentro en la sala abriendo las puertas enfadado por haberla montado sin el.

Como comento la partida fue divertidísima con momentos épicos como nuestro ingeniero buscando a su imaginario aprendiz o usando sus artefactos alquímicos, Sally peleando con los velos de su traje de bailarina, nuestra artillera rompiendo las lámparas de araña o yo mismo humillando al capitán robándole su capa e imitándole satíricamente. Una partida muy divertida y es que me gusta estar al otro lado de la pantalla de vez en cuando para poder volver a jugar con Murai y tener la oportunidad de jugar con el resto en lugar de narrar la historia.

En fin me apetecía hablar de algo que no fueran videojuegos que últimamente me están dando pocas alegrías.