jueves, 8 de diciembre de 2011

Momento de transicion

Este es un delirio personal del autor que poco tiene que ver con ninguno de los temas que se tratan en el blog. Meramente es algo que necesito escribir y manifestar en alguna parte si no quiero que se me coma por dentro. Si no estás dispuesto a aguantar la melancolía de este viejo consolero y friki no continúes leyendo.


Es interesante como pasa el tiempo… ahora estamos en 2011, cuando me embarque en el UB era 2009. Ahora veo a mi pasado yo y en su mirada no hay orgullo o alegría, solo decepción. ¿Cómo puede haber decepción en aquel crio de 25 años en paro?, mucho a pasado desde aquel enero, y no solo que ahora tenga 28, pero por desgracia tiene razón… solo puedo agradecerle que no me corra a collejas hasta que el sol consuma todo su combustible y se apague.

Tiene razón porque viendo estos dos años no me siento haber mejorado en absoluto en mi vida, es mas tengo la sensación de haber caminado hacia atrás. Lejos está el esperanzador 2011 que me auguraba un año atrás, ninguno de mis proyectos, ninguno de los futuros, ninguna de mis esperanzas se han cumplido… o quizás lo que es peor estas están ahogadas en el mas infecto fango. El porqué ese crio de 25 años está decepcionado es porque sigue siendo ese mismo niñato pero encima ha perdido la felicidad. Por que lamentablemente eso es lo mas grave de todo.

Parafraseando la serie CCaVM, este es el año que me ascendieron, el año que mas chicas he conocido y con quien más he salido, en el que me ascendieron el sueldo y el año en el que pude volver a m tierra y ver el mar (hace 10 años que no veía el mar, se me había olvidado lo mucho que podía echarlo de menos) y valla si miento que no ha sido el peor año de mi vida. La frase que era positiva y esperanzadora la serie a mi me resulta casi venenosa, y eso es un problema grave.

Es así por que al menos desde mi punto de vista todo ha empeorado, es cierto que en años anteriores estaba jodido en mi trabajo, pero al menos estaba feliz, me exigían tan poco como mi sueldo. Ahora me exigen bastante más que mi sueldo, porque no olvidemos que estoy de subcontrata, uno de los canceres de nuestra sociedad, el equivalente moderno a los mercenarios y por tanto han de sentir que podemos ser explotados todo lo que deseen nuestras empresas mientras estemos en los clientes (es un equivalente a que te jodan por todos los agujeros del cuerpo), a eso le sumamos a mis 8 años dando soporte técnico a usuarios que es quizás el equivalente occidental a la casta hindi de los intocables.

A esto he de sumarle un sistema de turnos que apenas me deja vivir una vida fuera de mi entorno laboral, no puedo apuntarme a un torneo, escaparme un fin de semana, irme a un cumpleaños, hacer una comida familiar o salir un sábado con los amigos porque no tengo tiempo para eso… uno de mis amigos se caso en agosto y habría podido ir gracias a que pedi los días con 8 meses de antelación (al final no fui porque me asalto una enfermedad grave que me mantuvo un mes de baja, enfermedad provocada por el trabajo).

Atascado en un trabajo que no solo no me motiva ni agrada, que no me aprecia como persona, no valora la creatividad, coarta mi libertad con controles continuos, ect… todo esto estaría dispuesto a aguantarlo, pero el problema radica en que no tengo tiempo y que estoy cambiando mi salud física y mental por dinero, e llegado al punto de vivir a trabajar y eso si que no puedo soportarlo.

Se que es una locura lo que pienso hacer pero hay un momento en el que alguien ha de decidir si te plantas o juegas, como comente hace un año, hay momentos de transición y momentos de revelación. Este año ha sido una enorme transición para llegar a ayer con el momento de revelación.

Es por esto que he decidido poner fin a todo esto de una vez… me despido de todos vosotros, si el lunes escribo es que he logrado salir de esta situación, si no, ha sido un placer escribir estos 3 años.