viernes, 6 de agosto de 2010

Hardcore ¿YO?

Adiós WOW

Es difícil dejar algo que se lleva 5 años jugando y pese a los disgustos que me a podido dar también me ha dado unos grandes recuerdos.



Cabe destacar la casualidad de que hoy día 6 de agosto que congelo la cuenta es el mismo día que en 2005 empecé. Recuerdo claramente como creaba mi cazador troll y viajaba por las tierras de Azeroth quedándome anonadado con los paisajes, cada nivel daba algo nuevo y si bien mi primitivo ingles me impedía disfrutar de gran parte del juego no me impedía disfrutar, si sus gráficos no eran una gran cosa para la época pero el mundo era inmenso, miles de detalles y misiones interesantes y además estaba el ingrediente online, es curioso como yo criticaba estos juegos y ahora me parece una gran idea. Como la idea de pagar 13 euros por jugar me parecía anatema y ahora que pago comprendo las ventajas y el no pagar por jugar a un mmo me parece incomprensible.
Era una época en la que eso del healer era desconocido y un tanque era cualquiera que tuviera un escudo, poco a poco se fue profesionalizando, a medida que jugabas empezabas a descubrir los roles o usos a las habilidades mientras oías hablar de algo conocido como raids. También en la que un rolero tradicional como yo me defraudo ver que la gente no roleaba pero como juego funcionaba y para rolear estaban el resto de mis partidas.
Pero el juego carecía de algo, una vez llegado al nivel 60 era aburrido y repetitivo hasta la nausea, veía como mi falta de habilidad en el ingles te impedía disfrutar del juego real, esto quedo patente el día que abrieron AQ, este fue el momento en el que había una gran revelación y tras ello aproximadamente poco después del parche 1.9 deje el juego.
Paso un tiempo y entonces salio el juego en español, motivado por ello regrese al wow y empecé a disfrutarlo un poco mas raideando en Zul gurub y fue entonces cuando entendí por que la gente disfrutaba del juego y a medida que el wow me reconquistaba salio la BC.



Pese a que mucha gente la defende a dia de hoy fue muy maltratada en sus dias cuando yo fui de los pocos en defender todos los puntos de la expansion asta el final, con un estilo grafico diferente y alienigena que disgusto a la mayoria de la comunidad y por el que fui incluso abucheado por defender.
Ante mi las tierras de terrallende habrian de nuevo un mundo magico y fue cuando realmente empecé a disfrutar del juego. Aquí entre en un guild, DarkSouls, era una gran guild como muchos empecé por Karazan un lugar que me fascino sobremanera raideandolo en el segundo grupo de 12 a 2 de la mañana, tras ello comenzamos con Grull, aun recuerdo los animos que nos dio tirarlo, magtheridon, void reaver, SSC, poco a poco prosperabamos las alegrias que nos dio tirar a gente como Vasj, alar, Kaelthas (hasta mis vecinos tubieron que oir los gritos de alegría y victoria que dimos ese dia), cosas como el dia de la horda en el que nosotros tiramos por primera vez a Vasj, laststand a Kaen y mortales a Ilidan (fue el día que murió Gary Gigax) están frescos en mi memoria, las oleadas de Hyjal, las incursiones en templo oscuro en el que logramos llegar a relicario antes del nerf del 3.0 y tirar a brutales la semana antes de la salida de la segunda expansión. Fue una grata época llena de alegrías y de amigos, ahora la mayoría perdidos por el camino y las ansias de morados.



Y llego WotlK, recuerdo el dia que salio y como nos fuimos a la cola a las 12 de la mañana para la salida de medianoche y había ya unas 10 personas esperando, recuerdo la foto en el trono helado y la entrevista que nos hicieron a mi y a uno de mis amigos en la tele (no he vuelto a ver el video creo que ya no existe), fueron días enfermizos por lograr el nivel 80, viendo el nuevo contenido y jugando con la ilusión que puede dar algo nuevo. Pero entonces estaba Nax, un lugar simple que si bien no era fácil para personas que apenas un mes antes habían tirado a brutalus la odisea apenas tardo 3 semanas en completarse (haciendo Maligos, Sartarion y nax se entiende), en esta epoca cambie a mi paladina tanke, necesitaba un cambio de aires tras 4 años de juego y cuando se abrió un puesto de tanke lo acepte rápidamente.
Poco a poco mi clan se deshonoraba, las ideas de la líder eran muy cuestionadas y poco a poco un grupo de personas desertamos llevándonos a casi todos los miembros creando Anima Tenebra y la cosa fue bien… un tiempo, las raids se completaban, Ulduar y coliseo fueron derribados, pero se levanto otro grupo, creyéndose mejores que los demás poco a poco influyeron en otras personas y AT cayo, el que fue culpa de los que se marcharon lo ha demostrado el tiempo, ninguno de los que se fueron realmente sigue jugando y todos los que nos quedamos la mayoría estamos aquí. Condenados a jugar las versiones de 10 personas el juego actual nos impide el reclutamiento, aun asi hemos logrado tirar casi todo el contenido en heroico y acabar el contenido de 10 personas, lo que es una pequeña alegría para nosotros, lamentablemente la cosa no da mas de si y a principios de semana se opto por desmontar el clan, con la cabeza bien alta sabiendo que hemos hecho todo lo posible por mantener el proyecto y que no lo hacemos por malos rollos si no por incapacidad de reclutar y llenar las bajas que hemos tenido con el tiempo. Algunos migraran, otros como yo meramente dejaran el juego. Si vuelvo en el futuro con cataclismo aun no lo se pero sin duda este es el final de mi camino en el Wow por ahora.



Ahora hay que reaprovechar y jugar a esos juegos que he ido acumulando a lo largo de estos años y no he podido fundir adecuadamenteo las nuevas incorporaciones como SCII y the Witcher. Y quien sabe si volvere a los MMO aunque es muy probable que si lo haga, ahora en mi punto de mira se encuentra el DC Universe.



En fin aquí me despido de los 5 años de alegrías y disgustos que me a dado Blizzard con uno de los mejores juegos del genero.

Adiós WoW

Adiós Azeroth