jueves, 3 de junio de 2010

Mundo de aire y agua

Proyecto sprite

Ya hace algunos días de esta noticia pero no cabe de resultar curiosa, según algunas personas que se hacen llamar hombres inteligentes que una hora de juego supone lo mismo que una raya de cocaína. Si esto es cierto yo solo en esta semana me habría metido media producción de Sudamérica.
Todo esto parece que viene por una observación de la privilegiada mente de un personaje que argumentaba que se le ocurrió el estudio tras ver a su propio hijo que al ser desenganchado de la consola mostro síntomas de abstinencia similares a la droga. Este hombre pone como argumento entre otros muchos el ejemplo de un coreano que murió tras dos días sin comer ni beber por estar jugando a un juego en red.
Bien, ahora es momento de hacer examen de conciencia sobre lo comentado por este “hombre”.
Como todo ocio los juegos son absorbentes y crean la misma ansiedad que cuando dejas un libro en un clímax, estas en mitad de un puzle o te pasas un verano sin liga.
En esto hay poca soluciones, mientras existan aficiones será imposible tener hacer desaparecer la ansiedad de estar separadas de ellas. Esto es mayor en los niños que en los adultos pues los adultos mezclan que saben esconder mejor sus emociones junto que pueden dejar de lado su ocio cuando les conviene y no cuando se les obliga como el caso de un niño.
En cuanto al coreano muerto, bueno tras dos días en esas condiciones no me extraña, pero hagamos una reflexión quien no ha comido delante del teclado mientras juega (yo mismo raideo en el wow cenando al igual que muchos en mi clan) o con un refresco o botella de agua, la muerte de este chico aunque desgraciada es mas merecedora de el premio Darwin a la estupidez que a una caza de brujas de los videojuegos.
Además parece ser que este hombre no se ha enterado que el parque coreano es uno de los más importantes del mundo de los deportes electrónicos, moviendo las mismas sumas que aquí el futbol de hecho el juego de starcraft se considera deporte nacional con canales de televisión, jugadas trasmitidas con comentaristas y espacio en las noticias.
La verdad es que estas noticias me entra mala sangre cada vez que las leo, comparar a el ocio electrónico con las drogas o vincularlo a la violencia viendo cosas como el vandalismo perpetrado en las ramblas hace unas semanas con la victoria del Barcelona por poner un ejemplo reciente. Pero supongo que estamos condenados mientras haya personas cerradas de mente y solo el consuelo de que el cine paso por los mismos principios podría ser un consuelo. A la espera estamos que esta afición nuestra se asiente en el publico general a medida que las generaciones de los 80 van accediendo a puestos de importancia.
Como ultima reflexión me cabria condenar una última vez el tema de la drogadicción, el frikismo en particular siempre a sido contrario a esto y ha luchado durante décadas contra esta práctica, desde el famoso lema de los noventa en España engánchate a la vida, engánchate a un comic cuyo máximo exponente fueron los comics de superlopez a la visión sarcástica de los videojuegos, particularmente en la saga GTA donde sus protagonistas suelen ser muy contrarios a este tema (¿nadie lo diría verdad?) y para aquellas personas que como yo han tenido una relación con las drogas tan cercana como puede ser la mía es extremadamente molesto semejante comparación producto de la ignorancia, el oscurantismo y un pensamiento más propio de la edad media que de principios del siglo XXI.