viernes, 26 de diciembre de 2014

Reseña: La cripta nefanda de Uztum el maldito

 Siempre hay un problema cuando se reseña una aventura ¿hasta donde llegar? si cuentas mucho puedes arruinar la diversión de mucha gente, si cuentas poco puede que no llames la atención de aquellos que seguramente disfrutarían de la obra.

 La aventura intenta en todo momento homenajear las primeras aventuras de D&D tanto visualmente como en formas. Usando tramas sencillas el objetivo de estas aventuras no es hacernos reflexionar o el desarrollo de profundas tramas. Su objetivo se limita a presentarnos una historia sencilla y tradicional (que dicho sea suelen ser mejores que algunas aventuras mas complejas y epicas gracias a su humildad) junto con un reto.
 Esta serie de aventuras trata de llevar a los jugadores y narradores a un momento en el que se enfrentan a retos donde la victoria es lograr salir vivos al final de la aventura usando todos los recursos al alcance.

 A mi particularmente que me gustan las historias épicas y profundas no voy a negar que un buen dungeon con la espada por delante con el único objetivo de enfrentarme un reto, sobrevivir y pasar así a retos mayores me emociona ahora tanto como cuando empece hace 20 años con rolemaster. Una concepción mas simple pero no menos divertida pero que al menos a mi me sigue quitando el enfado de un mal día.

"Como vemos ya incluso la portada existe para emular las aventuras de la vieja escuela"

 Con el objetivo de homenajear estas primeras aventuras la primera de esta serie no podia ser mas clásica. Al principio se nos muetra la historia del villano (Uztum) sus maquinaciones y por que existe la cripta. Una historia tan clásica como entretenida (las ideas mas simples siempre funcionan bien y solo necesitan un par de detalles para hacerlas originales) y por supuesto la historia para los aventureros empieza en una taberna.

"La introduccion es una idea clásica y como todo lo que es clasico lo es por que funciona"

 Una vez creada la introduccion disponemos de una tabla de encuentros aleatorios para el viaje y la localizacion donde se encuentra la mitica cripta.
 La cripta en si mismo es un dungeon sencillo (como cabria esperar de la primera eventura de la serie) pero no por ello amigable. Tiene varios encuentros durillos y un par de esos detalles puñeteros que son marca de la old school mas nostálgica. Como parte positiva es que la aventura es satisfactoria, cada victoria y ala avanzada te hace sentir bien y si se consigue la recompensa final es una gran sensación sobre todo tras el mortal encuentro previo.

"Me encanta este arte, es feo pero tienen una gran fuerza y detalle"

 La aventura termina con una serie de ideas de como continuarla asi como unos apéndices de conversión a D&D5 y 3.5.
 Asi que como conclusion dire que es una buena aventura que puede ser jugada en un par de tardes con los amigos, una aventura donde se puede disfrutar a cada paso sin necesidad de tener una trama que termine acabando con un dios, recuperando las 7 partes en las que se dividió el orbe del poder o buscando los 7 lugares sacrilegos donde un rey lich guardo su filacteria con lo que es perfecta para desconectar.
 Pero sus virtudes son tambien sus defectos, al no disponer de una gran trama puede que muchos jugadores no les motive jugarla asi como su sabor añejo puede jugar en la contra de grupos que buscan otro estilo de juego o que en general los dungeons no sean de su agrado.

"Conclusion e inicio del apendice de conversion"

Como nota adicional he de decir que he disfrutado bastante con la lectura que me ha reanimado a re emprender un proyecto que aparque hace una larga temporada. La adaptacion de mis viejas aventuras de rolemaster, hace un tiempo pudisteis ver "el santuario olvidado" y deje a medias "el castillo de la familia Omras" asi que como uno de los objetivos de 2015 me propongo en adaptar algunas de ellas por que ¿que hay mas old school que las aventuras hechas por un chaval de 14 - 17 años hace mas de 15 años? por supuesto remakeadas, veré haber si realmente consigo llevar este objetivo a buen puerto